lunes, 29 de noviembre de 2010

domingo, 21 de noviembre de 2010

Siameses


Nunca me canso de ellos, aunque crea que es la raza más complicada de tratar.

Por supuesto esto no puede llevar otra banda sonora (los dibujos son geniales, pero no hacen justicia a su verdadero carácter. Son tremendamente afectuosos con las personas):
We are siamese if you please

viernes, 20 de agosto de 2010

Llorando la pérdida de un animal


Quien ha sufrido la muerte de un animal que ha querido sabe el dolor y la impotencia que se siente. Yo he perdido a uno de mis gatos, sí tengo más, pero cada uno es un ser completo e insustituíble. Micro quisiera poder desmorirte, estás en mi corazón.

Este texto - original en inglés- me ha ayudado a comprender los sentimientos que me invaden, pongo una mala traducción por si os puede dar algún consuelo. Está escrito por Julie Axelrod, y publicado en esta dirección: http://psychcentral.com/lib/2006/grieving-the-loss-of-a-pet/


Cuando muere un padre, cónyuge, hijo o alguien cercano a nosotros, por lo general nuestra pérdida encuentra simpatía, compresión y muestras sinceras condolencia. Se nos permite tristes. Se nos permite llorar. Se nos permite experimentar nuestras emociones.

Pero si hablas con los millones de dueños de animales que han sufrido la muerte de un perro por atropello o han eutanasiado a un gato por una enfermedad terminal oirás una historia muy distinta. Muchos te dirán que la mayoría de la gente no entiende la profundidad de su dolor. Algunos incluso oyeron comentarios insensibles como "¿Por qué no coges otro animal?"
El duelo por un animal puede ser no sólo doloroso, debido a la pérdida del mismo, sino más profundo, por la soledad potencial de este duelo en particular.

¿Por qué son sentimientos tan dolorosos?

Cuando se lamenta la muerte de un animal querido, en realidad estamos de luto por varias pérdidas al mismo tiempo. Estas incluyen:
  • La pérdida de un amor incondicional: Nuestras mascotas nos dan respuestas emocionales que se inhiben por la preocupación de cómo las vean otros. Muchas de nuestras relaciones humanas no son tan simples, pueden estar llenas de ansiedad por el rechazo y otros temores que a menudo determinan cómo nos comportamos y lo que compartimos. Nuestras mascotas no juzgan la inseguridad o imperfección de nuestros actos. Aceptan todo de una forma que pocos humanos pueden lograr.
  • La pérdida de un protegido: Tener una mascota es muy parecido a ser padre. Somos responsables de otra vida y, a menudo, hacemos todo lo posible por asegurar que nuestros animales disfruten de comodidad física y emocional. Muchas de nuestras actividades giran en torno a las necesidades de nuestros animales. Contratamos cuidadores y paseantes para proporcionar a nuestros amigo peludo compañía o ejercicio. Vamos al parque de perros para mejorar la vida de nuestro perro con actividad social. Todos son esfuerzos para proporcionar a nuestros protegidos el mejor cuidado posible. En consecuencia, la pérdida de una mascota puede sentir como la pérdida de un hijo.
  • La pérdida de un "testigo de nuestra vida": Nuestros animales no sólo nos dan su desinhibida expresión emocional, sino que también nos permiten expresar partes de nosotros mismos que posiblemente nunca permitiríamos que otra persona viera. Observan nuestras debilidades, nuestras victorias, y el cambio de nuestra vida con los de años. Durante los períodos de agitación, a menudo nos dan la seguridad, la estabilidad y calor que buscamos.
  • La pérdida de múltiples relaciones y rutinas: Cada papel que ocupa nuestra mascota (por ejemplo, amigo, hijo, compañero), así como cada papel que asumimos en condición de propietarios supone una pérdida. Tenemos que decir adiós al tiempo de alimentación, rutas de paseo y todos los aspectos que conforman nuestras práctica rutinas. No sólo debemos decir adiós a la actividad física, sino a la forma en que llamábamos a nuestro compañero cuando queríamos calor y amor. Estas despedidas incrementan el tiempo y la paciencia necesaria para sentir la pérdida de una mascota.
  • La pérdida de un compañero de vida: Para algunos de nosotros, nuestro animal era nuestra única compañía social en el mundo. Puede que no tengamos ningún otro contacto estrecho, tal vez debido a la depresión, la ansiedad, o una debilitante enfermedad física. Nos basamos exclusivamente en nuestro animal para recibir apoyo y el amor.

¿Qué puede complicar más mi duelo?

Como si el rango de pérdidas que figura no fuera suficiente, la pena se puede complicar más por una serie de factores adicionales, incluyendo:
  • Culpabilidad: Este es el principal obstáculo para un proceso de duelo sano. ¿Hice lo suficiente? O "Si tan sólo yo ..." No importa si la mascota murió después de una corta o larga lucha, muchos de nosotros nos preguntamos si había rutas sin exploradas, medicamentos que no se hayan usado, cirugías sin realizar. Si tuviéramos dudas acerca de si se habían agotado todas las opciones, entonces la culpa residual puede obstaculizar un duelo sano.
  • Eutanasia: A muchos de nosotros se nos pide tomar la terrible decisión de poner fin a la vida de nuestro animal por un sufrimiento insoportable. Nos pasamos la vida garantizando la salud de nuestro compañero, y aunque la eutanasia puede poner fin a su sufrimiento, contradice todo el instinto que tenemos. El duelo se complica aún más si nos vemos invadidos por la duda - ¿fue realmente el momento adecuado? ¿Estaba mi animal empeorando de verdad?. Preguntas como estas nunca tendrán respuesta. Además, nos quedamos con la imagen de cómo murió nuestro animal, que puede ser abrumadora.
  • Circunstancias de la pérdida: Si nuestro animal murió en una forma que percibimos se podría haber evitado, la duración y la gravedad de la culpa pueden ser más intensas. "Debería haber cerrado la puerta mejor para que no pudiera correr a a la calle" o "Me gustaría haber notado sus síntomas antes, porque estaría vivo si lo hubiera hecho". Estos comentarios sólo sirven para hacernos más daño.
  • Expectativas de que el luto termine en un momento determinado: Una de las maneras en que se descarrile el dolor es cuando se impone una líne a de tiempo bien por nosotros o por aquellos a los que pedimos apoyo. "Tendría que estar mejor ahora", o "¿Por qué está todavía tan triste?" No tener el tiempo necesario para llorar, que varía para cada uno de nosotros, crea la presión emocional que "mejorar rápidamente." Esto en última instancia, es lo contrario de lo que buscábamos - el proceso y todos los sentimientos necesitan más tiempo para calmarse.
  • El resurgimiento de una antigua pérdida: La muerte del animal puede recordarnos una pérdida anterior, animal o humana. Una pérdida sin resolver complica el actual proceso de duelo. Es entonces importante no sólo llorar la pérdida de nuestro animal, sino aprovecha también esta oportunidad para cerrar el proceso por pérdidas anteriores.
  • Resistencia a duelo: Esta complicación surge a menudo a consecuencia de nuestro estilo de afrontar el dolor. Algunos de nosotros podemos suprimir los sentimientos para no aparentar debilidad. Es posible que el temor de que las lágrimas nunca se podrán detener si se les permite empezar. Lo que usemos para defendernos contra nuestra verdadera experiencia emocional complicará nuestra progresión natural de dolor.
Muchas de estas complicaciones tienen importantes funciones. Permanecer en conflicto por la muerte de nuestras mascotas a menudo nos mantiene unidos a nuestro compañero fallecido, más cerca del momento en que estaba vivo. Salir del duelo también puede ser erróneamente interpretado como una traición, como que tratar de sentirse mejor se equiparara con olvidar. Ese no es el objetivo de duelo. Siempre vamos a amar a nuestros animales. El duelo sano es "atravesar" una pérdida, no olvidarla.

¿Qué puedo hacer para ayudarme durante el duelo por la pérdida de mi animal?

Hay varias cosas que usted puede hacer para ayudar en el duelo de su pérdida:
  • Sea paciente y amable con usted mismo. Esta es la primera clave para hacer frente a su dolor de manera eficaz. Nuestras pérdidas son reales, dolorosas, y evocan una variedad de sentimientos y recuerdos. En cualquier momento en que te encuentres deseando estar mejor, con el deseo de haber "pasado" esto, recuerda que tu proceso emocional no tiene establecidos los parámetros. Estás en duelo y, presionandote a ti mismo, sólo harás que te sientas peor.
  • Encontrar un aliado: Encuentra al menos una persona de confianza con la que puedas hablar de tu pérdida. Si no tiene con quien, llama a tu veterinario y pregunta por el nombre de otro propietario de animales que recientemente sufrió una pérdida, o busca un grupo de apoyo específicamente para la pérdida de animales. Además, consultar los siguientes sitios web: la Association for Pet Loss and Bereavement; y la Pet Loss Grief Support sitio web de ayuda que tiene salas de chat en línea y servicios conmemorativos.
  • Realizar una visión general de su mascota la vida: Puedes poner por escrito tus pensamientos y sentimientos, o por compartir la historia de tu mascota con su aliado. ¿Cuándo te trajiste a tu mascota? ¿Qué revuerdos tienes? ¿Cuáles son sus características o su personalidad? ¿Qué vas a echar más de menos?. Este panorama contribuye a solidificar las cosas que quieres asegurarte de no olvidar.
  • Participar en rituales: Los seres humanos han prescrito las formas de llorar. Tenemos los funerales, ceremonias y aniversarios de la muerte del querido reconocer. Estos ritos están diseñados para ayudarnos a recordar a nuestros seres queridos. Crea tu propio ritual para tu mascota. Ten una ceremonia en el parque para perros. Celebra un servicio en casa o en un lugar especial para ti y su mascota.
  • Disponer de sus pertenencias gradualmente: A menudo, nos encontramos con la fuente de alimentos, ropa de cama, o mantas y no está seguro de qué hacer con ellos. El primer paso puede ser el traslado a una ubicación diferente de donde normalmente se. Por ejemplo, tener en la cama de su dormitorio. Esto ayuda a la transición, y le permite mover los elementos antes de eliminarlos. Cuando esté listo, coloque la etiqueta de su mascota en su llavero. Sello de sus pertenencias en un baúl. Donación de la cama a un animal organización.
  • Memoria de su mascota: Hacer una plantación de árboles o sembrar un jardín. Estos pueden estar viviendo homenajes que seguirá como recordatorios para los próximos años.
Este es un momento triste. Si bien puede ser obligado a encontrar estrategias que nos mueven a través de este período, habrá ocasiones en que no tengamos respuestas a nuestras preguntas dolorosas o actividades para sofocar nuestros anhelos.
¿Qué haría su animal si notara que está usted triste? . La respuesta es clara: dar amor, un animal da  compañía y bienestar y en igual medida son capaces de recibirlo de nosotros sin buscarle motivaciones. Todos podemos tomar una lección de nuestros amigos animales.

(Micro nació a medidados de julio de 2000 y murió el 20 de febrero de 2009. En las semanas que duró su enfermedad, que fueron tres, ocurrían tantas cosas en mi vida que no tuve tiempo de darme cuenta de que se estaba muriendo hasta el final, a pesar de que tuvo toda la atención veterinaria que le pude conseguir.  Sólo cuando transcurrió un tiempo desde su muerte pude darme cuenta de que estaba haciendo lo posible para despedirse, y de cuanto lo quería yo.  )

http://vadebichos.blogspot.com.es/2016/08/llanto-por-la-muerte-de-un-animal.html 

lunes, 5 de abril de 2010

Laguna del Rey, Madrid







Una visión bonita de una visita a la Laguna del Rey, Rivas-Vaciamadrid. El paisaje está dominado por los cantiles yesíferos que determinan tanto la vista como la vegetación.
Como de costumbre, no sé distinguir la especie de las dos ilustres lagartijas que por ahí se asolaban, hacen un contraste bonito de colores.
De las graveras y laexplotación de la zona hablaré en otra ocasión.

domingo, 4 de abril de 2010

En la mente del felino




Nadie puede saberlo, pero el misterio atrae.

Y la banda sonora la pone Toto, tema África.

miércoles, 31 de marzo de 2010

Y yo me pregunto

Yo me pregunto:

A vueltas con el pelo
¿Por qué tenemos pelo donde lo tenemos?,
¿Por qué no tenemos pelo donde no lo tenemos?
¿Por qué nos crece tanto el pelo de la cabeza?,
entiéndase que distingo entre pelo y vello.

Estructuras sociales, protección y supervivencia
El ser humano no es el único animal que es capaz de cuidar de sus heridos. Por ejemplo en un documental de la 2 (benditos documentales), vi una hiena a la que le faltaba una pata por una pelea. Era la anterior matriarca, decía el narrador, y había caído en picado en el escalafón, pero sobrevivía y le permitían alimentarse. Todavía estoy impresionada con este ejemplo de cohesión y fuerza protectora del grupo.

Importancia de la adopción en distintas especies animales
Sobre esto no tengo mucha información, se da en algunos grupos y en otros no.

Historia natural del bebé humano
Cómo se criaba a los bebés en los primeros grupos humanos. Cómo se hace hpy en día en sociedades de cazadores recolectores. Hay un montón escrito sobre esto, pero parece que se incurre en la imprecisión.

Vida de los vencejos
Un animal que puede hacer todo en vuelo salvo poner los huevos y criar a los pollos merece muchas líneas.

Repaso a los cardos
Quiero conocer las distintas especies que hay en la zona en la que escribo y su importancia ecológica.

Vida, obra y maravillas de un chopo
Porque me gustan.

Ah, la curiosidad, nunca para.

domingo, 28 de marzo de 2010

Primavera al fin


Después de un invierno largo, frío, lluvioso y pesado.