martes, 30 de agosto de 2011

¿Por qué tenemos que comer la comida cocinada?

Estamos mal hechos, es fácil darse cuenta, pero entre todas las desventajas que tenemos la que me resulta más incompresible es la de la comida. ¿Por qué depender del fuego para comer?





Foto







viernes, 19 de agosto de 2011

Lagartijas y salamanquesas en La Gomera




Son muy fáciles de ver, y preciosas. No las he identificado todavía.


Algunas de las cosas que les ocurren a los gatos en la calle (II)




Podría decir que este gatito se peleó con otro y quedó malparado, pero la verdad es mucho más compleja. A consecuencia de una leucemia, sufría de una urticaria crónica que le provocaba tales picores que literalmente se despellejaba vivo rascándose. De seguir en la calle hubiera muerto en poco tiempo, infectado, despellejado y sin poder alimentarse.
¿Aún seguís pensando que la calle es el sitio de los gatos domésticos?.












jueves, 18 de agosto de 2011

El auténtico zorro volador


Nuevas evidencias ponen en entredicho el origen felino de los zorros voladores, que ya comentamos en este blog, y cimentan la hipótesis oficial de que en realidad son zorro y cánidos semejantes, que vuelan.


Nop, Antonio, nunca se manipula nada con Photoshop, ya lo sabemos.

miércoles, 17 de agosto de 2011

Descubriendo a los dinosaurios. ¡Dinosaurízame! (III)

Corría el mes de julio de 2010. El calor era un predador furioso que se agazapaba en cada rincón la calle. Estaba de muy mal humor y quería comprar un regalo para un niño de un año. La opción menos arriesgada para la salud era la librería de la esquina, que además reparte aire acondicionado con generosidad.

Después de ojear media docena de libros de hojas de cartón duro con dibujos satinados de bebés haciendo oh, ah, buuuh, y tomándose su puré, cogí por puro aburrimiento un manual de dinosaurios. No lo habría hecho jamás si no fuera por dos motivos. El primero, el tedio absoluto que dan los libretes para bebés; bueno más que tedio es depresión o furor asesino lo que inspiran cuando quien va a tener que leérselos eres tú. El segundo, que en este manual el tiranosaurio de la portada tenía unas plumas muy coquetas, color  castaño estival desvaído, que a pesar de estar distribuídas con cieto desgarbo, le daban cierto encanto leonino-mohicano. Me decidí a echarle un vistazo a la penúltima recreación del para mi abominable mundo de los dinosaurios.

Y es que le tenía manía a la dinomanía. Tantos dinosaurios por todas partes han conseguido que lo que simplemente era indiferencia se convirtiera en abierto rechazo. Libros de dinosaurios por todas partes, webs de animales en las que la estrella indiscutible (en fauna extinta, y en general) son los mismos, alguna noticia suelta en los telediarios, demasiadas imágenes de tiranosaurios con babas propias del dragones de Komodo en el recuerdo. No me atraían lo más mínimo. Hasta la fecha. Era un 22 de julio de 2010.

Abrí el libro y aparecieron un montón de imágenes de dinosaurios a todo color, de bosques mesozoicos, de helechos gigantescos, de manadas atravesando arroyos de aguas enlodadas, de flores que aparecieron en el
cretácico, de extraños bichos emplumados con hocicos reptilianos y dentados incapaces de volar, de los mismos planeando, de otros más parecidos a las aves que conocemos pero con cola larga y brazos fuertes no aptos para el vuelo, de pájaros volando por fin. Y más cosas. De golpe tuve la sensación de que me estaba perdiendo algo muy importante, de que en este libro (y en otros muchos) se recreaba un mundo muy distinto a la que conocemos y muy semejante a la vez. Y claro, compré el libro, el niño del comienzo de la historia podía esperar un tiempo para leerlo.

Desde entonces he tenido mucho tiempo para consultar ese libro y otros. Está claro que los dinos me atrajeron. Pero, ¿por qué?.
- Por la estética, la asombrosa variedad de formas, tan alejadas de los que conocemos en los reptiles actuales. Por ejemplo, los reptiles tienen una forma muy definida de cabeza, con hocico triangular y perfil en ángulo agudo. Entre los dinos encontramos muchos con cabeza de perfil cóncavo a modo de los mamíferos, otros tenían picos, otros dientes especializados. Unos eran cuadrúpedos, otros bípedos, con una postura corporal que recuerda a la de un balancín, con un enorme contrapeso, la cola. Los brazos, eran tan brazos...Esa riqueza morfológica, esa variación que parece exclusiva de los mamíferos, ya la conocieron los reptiles en el mesozoico. Y otros grupos anteriormente.

- Por la diversidad de sus tamños, incluyendo los colosos que son los más conocidos.

- Por los dinosaurios emplumados. Son para mi un reto, la mayor sorpresa que me deparó este libro. No tenía ni idea de la variedad de fósiles de distintas especies, algunas muy lejanas entre si. Eso me rompió muchos esquemas, tuve que dejar de ver la aparición de las plumas como un signo definitivo de la transición hacia las aves, sino como una posibilidad más que dio pie a distintas radiaciones, entre ellas las aves. Hay tal cantidad u variedad de fósiles de formas emplumadas, que se puede hacer una buena recreación de la transición entre dinosaurios-como-aves y aves-como-dinosaurios. Tantas transiciones, me hicieron pensar que realmente no se puede señalar un punto de inflexión entre pájaros y dinosaurios, que esta continuidad impide separarlos, que realmente las aves son dinosairios. Hoy en día manejo un concepto distinto, para mi las aves son aves, y los dinosaurios son dinosaurios, a pesar de que las primeras muy probablemente provengan de los segundos. Digo muy probablemente porque todavía se debaten, científicamente, otras posibilidades. Por cierto, ya adelanto que la más que probable separación del arcaheopteryx del linaje de las aves poco influye en los puntos de vista de los partidarios y detractores -científicos- de lass dinoaves.

En cuanto a las teorías creacionistas, no me interesan ya que mi postura ha sido siempre valorar la ciencia desde la propia ciencia.

Pero el avance por el mundo de los dinosaurios no iba a ser fácil. Además de no saber por dónde empezar a investigar, entre la enorme cantidad de webs que hay y los libros que se dirigen más bien a niños y preadolescentes ya iniciados en esto de los dinos, me esperaban dos obstáculos muy serios. El primero es que este mundillo está lleno de polémicas y peleas. El segundo es la incompresible cladística. Si alguien ha leído hasta aquí ya se habrá figurado que no siento ninguna atracción por ella al haber usado más de una vez la palabra prohibida, reptiles.



Futurama

miércoles, 10 de agosto de 2011

Están muy de moda las plumas. ¡Dinosaurízame! (II)


Hasta se las han encontrado a los tiranosaurios.

Iré contando mis peripecias con el mundo de los dinosaurios, la curiosidad que me provocan y las peripecias para lograr entender algo entre la cantidad de información de la que se dispone hoy en día. 
Para mi eran iguanas tan sobredimensionadas como sobrevaloradas; llegar a verlos como bichos vivos y vivaces ha me ha exigido cambiar muchas de las ideas que tenía.

Estuans interius.

¡Y esta es la entrada número cien!. Me ha pillado hablando de dinosaurios...deben tener cierta tendencia a acaparar protagonimo.




Ella, guepardo


Son las hembras de los guepardos las que tienen que criar y aliementar a la camada. En solitario. Sin ayuda. Y con frecuencia con la amenaza de machos que quieren cruzarse con ellas. El peso de la especie sobre un cuerpo tan frágil. Fuerza y tenacidad.

She caught the katy

jueves, 4 de agosto de 2011

S.O.S. : Ayuda para nuestra Abuelita Molinetera (Protectora La Alondra de Dupont)






Difundo una petición de ayuda de una protectora de Almería.


Buscan casa de acogida, hogar y medios para atender a una perrita vieja abandonada. con toda la tranquilidad, con toda la falta de conciencia con la que tratamos en España a los animales,  por dos niñas en un parque almeriense.


Protectora de Animales Almería to
3 de Agosto

Por desgracia, la historia de esta perrita es tan común que no resulta mínimamente sorprendente, aunque sí muy triste, muy representativa de los valores morales que estamos inculcando a nuestros hijos.

Para quienes queremos a nuestros animales como uno más de la familia, nos resulta incomprensible entencer como alguien pueda abandonar a su suerte al que ha sido su mejor amigo durante muchos años, con quien has compartido toda una vida, alegrías y tristezas.. en la última etapa de su vida, cuando más te necesitan.

Y eso es lo que han hecho con esta pequeña abuelita. La semana pasada unas niñas abandonaron en la Molineta, a su suerte, a una perrita muy mayor de unos 5 kgs de peso. No sabemos su edad exacta, pero calculamos que debe rondar los 12 o 13 años. Está muy bien de salud salvo con las "típicas cosillas de la edad", camina con cierta dificultad, tiene los dientes estropeados y presenta cataratas en los ojitos, si bien, ella ve perfectamente y hace una vida totalmente normal, sólo que es una abuelilla, pero no necesita ningún tipo de cuidado especial.

Es muy tierna, muy tranquila, muy cariñosa, muy agradecida y es muy sociable con otros perros. Ahora mismo está a cargo de un chico que la cuida pero las condiciones no son las idóneas, es sólo "un apaño" porque era la única alternativa, de haberse quedado donde estaba hubiera muerto de hambre y sed al adentrarse en el campo, o atropellada, pues la autovía está muy cerca.

Ahora necesitamos un hogar provisional para acoger a esta abuelilla y poder buscarle la familia  que merece y que sea feliz los últimos años de su vida. Nosotros nos hacemos cargo de todos los gastos veterinarios, alimentación.. pero necesitamos alguien que le ofrezca un hogar provisional a esta abueli linda.

Sé que estamos todos saturados, que son muchos los casos que nos llegan a diario, que los recursos son casi inexistentes... nosotros estamos saturados, apenas tenemos espacio y las adopciones han bajado mucho, económicamente la situación es muy precaria, pero a esta abuelilla no podemos dejarla a su suerte.

Por favor, si nos podéis ayudar en su caso, ofrecerle un hogar provisional, darle un hogar definitivo o tenéis algún contacto que pudiera estar interesado en ayudarnos en el caso de esta viejecita, por favor, contacta con nosotros en indalguau@yahoo.es



martes, 2 de agosto de 2011

¡Dinosaurízame!




Un pterosaurio majete escondido en un dibujo que puse en otra entrada.
Un pterosaurio no es un dinosaurio, estamos de acuerdo.
Un pterosaurio es un arcosaurio extinto.
Y los arcosaurios extintos están de moda, se usan para hacer peluches para niños, tarjetas de crédito, debates interminables sobre si hay Dios ó no, incluso para los paquetes de cereales.



Nunca he escrito nada sobre dinosaurios por aquí, a pesar de que hace me apetece desde hace un tiempo. La principal dificultad es la de reunir material gráfico medianamente original, original mío quiero decir.

La segunda es que no me aclaro todavía con lo que diría. Hay muchos conceptos que se me escapan, y el primero de todos es el entendimiento de lo que se pretende con la cladística. Las palabras que usan para nombrar sus definciones me resultan largas, aburridas, repetitivas y repelentemente pedantes, y a pesar de todo ello, nulamente descriptivas. Si tu idioma no es de origen latino puede resultar muy exótico y excitante eso de apomorfa, plesiomorfa y demás morfas, puede provocar la suficiente intriga como para que te interese saber qué pretenden decir esas palabras longimorfas. Pero en el nuestro, pero para mi, (quiero decir realmente), estas palabras son una duna de aburrimiento en un desierto sin mar, y no hay cosa que deteste más que el desierto, después del aburrimiento. Así que de momento no he acabado de cogerle el tono a esto de la cladística, salvo que hay muchas discrepancias y discusiones, con muchas palabras con morfa en medio. Las discusiones sí me atraen, pero cuando tropiezo son tres sinapomorfas seguidas mi capacidad de atención se dirige al vuelo de la mosca de la ventana y no me entero de más.

Otro problema con el tropiezo contínuamente es la invocación a el santo ó el demonio de la creación, según el gusto del que escriba. A mi me importa un carajo de percebe el discurso pro-anti creacionismo, me parece una pérdida de tiempo tonta cuando se están tocando asuntos que corresponden a la paleontología y que son extraordinariamente excitantes por si mismos. Pero cualquier interpretación distinta de la habitual, cualquier duda, cualquier discusión sobre un fósil curioso corre el riesgo penoso de acabar en este cruce de argumentos, esto favorece a los creacionistas, esto no, tú eres un creata y tú un mono por parte de tía abuela. Y comos las polémicas son muy diver, pues venga líneas y líneas sobre lo mismo. Y miedo dar mencionar las plumas de los dinos, porque parece que antes ó después vas a tener que hablar de ciencia y religión, cosa que no es mi propósito en este blog.


Pero es que son las plumas de los dinos las que me han llevado a interesarme por ellos. Me gustan todos los bichos, a todos les encuentro su gracia a pesar de que algunos me den asco, me parezcan feos ó me puedan dar miedo -me da miedo el anopheles, por ejemplo. Ahora bien, cuando hablamos de especies extintas, no soy tan ecuánime, hay muchos que ni fú ni fá. Y a esta categoría pertenecían los dinosaurios (y los pterosaurios, clamidosaurios, y arcosaurios extintos) hasta hace un año. Por dos motivos, me llaman mucho más la atención los mamíferos gigantes y además mi imágen mental de un dino era la de un tiranosaurio (rex, y con la boca abierta, y chorrenado babas a ser posible). El primer motivo me impulsó a tomarle manía a tantos libros sobre dinos que hay. El segundo, a los dinos en si, porque no he visto cosa zoológica más fea y descarada que un rex, en su representación clásica. Es esto una boca inmensa en una cabeza calavércia inserta en un cuerpo que es meramente el sostén de las boca y de las patas de atrás. Usease, un bicho que clamaba que existía para comer. Feispantoso como él solo. Así que mi postura personal era algo así como que le den, al tirano y a todos los dinos, y a la gente que se vuelve loca por los dinos. ¿Pero qué tienen estos bichos que tanto gustan?.

Continuará

Blue Sky Mine, Midnight Oil